19/5/08

La muerte y las verduras


La muerte nos da miedo pero también nos hace sentir curiosidad por lo que habrá después de ella.
La otra noche mi hijo estaba ya en la cama y me llamó llorando porque no se podía dormir, le pregunté qué le pasaba y me dijo que no se podía dormir porque no quería morirse, estaba angustiadísimo. Se abrazó a mí muy fuerte llorando, yo le dije que él no se iba a morir y me dijo "sí que me moriré algún día y yo no quiero". Yo le dije que no se preocupara por eso ahora que faltaban muuuuuchos años pero él siguió diciendo que no, que no faltaba tanto y que no quería morirse. Como ese argumento me falló le dije que bueno, que quizás la ciencia avanzase tanto que podían descubrir la forma de ser inmortales y que incluso si él estudiaba mucho podía ser él mismo el que la descubriese. Entonces me dijo que eso también le preocupaba porque, y de esto hace casi un año, cuando visitamos el museo de la ciencia en el planetarium explicaron que dentro de no sé cuantos millones de años nuestro Sol estallaría y el planeta Tierra explotaría, y que él no querría estar aquí cuando eso pasase, yo le dije que a lo mejor para entonces ya se habrían inventado los viajes espaciales y podríamos vivir en otro planeta del Universo.

Parece que mi compañía y el sueño le vencieron y por fin pudo dormir a gusto.

Al día siguiente comentando con mi hija lo que le había pasado a su hermano, me preguntó que que pasaba cuando nos morimos, yo le dije que nadie lo sabía, que había gente que cree que no pasa nada y que es como antes de nacer, otros piensan que si eres bueno irás al cielo y si eres malo irás al infierno, y otros creen que si eres bueno irás al cielo y si todavía no eres bueno del todo vuelves a nacer de nuevo para en cada nueva vida ser mejor que la anterior, a lo que me contestó ella.


-Anda mami que chulo me gusta la última opción, que bien volveré a nacer y quiero ser alérgica a la verdura.

- ¿Alérgica?

-Sí, mami alérgica para que no me obliguen a comerla, que no me gusta.

-Jajaja que cosas tienes.

-Bueno, mami bien pensado también puedo nacer y que me gusten ¿no?

- Creo que eso está mejor.

3 comentarios:

aunqueyonoescriba dijo...

jajaaja, que ocurrencias!!!
anda que a tu hijo lo de la destrucción de la tierra se le ha quedado grabado al pobre...

Pazcual dijo...

Los niños tienen "ocurrencias" que lo dejan a uno pensado. Yo de niña siempre tuve temor a la muerte, al hecho de no vr a la persona. Cuando mi madre viajaba a ver a mi padr, que se encontraba en la capital, yo me dormía pidiendole a Dios que el avión no se cayera, ni explotara ni otras locuras más. Pero con el paso del tiempo, le fui perdiendo el miedo a la muerte y a la ausencia que se produce. Si se va, se fue, duele...Pero es una realidad a la que hay que adaptarse. Así que entiendo a tu hijo, a mí también me pasó. Y tu hija mira que tiene cosas de sentido común...Me recuerdan a mi hermana menor. Claro que esta chica es una bomba..No saben coge un arma, ¡pero como disparan la condenada! Igual yo la quiero..

Bueno, me alargué :S Besos

Paz

Anónimo dijo...

Pues mira que manera tan distinta de ver las cosas. Tu hijo parece ser un niño muy sensible frente a estás cosas. Mira que a esa edad preguntarse y entristecerse de esta manera por la muerte... venga que en unos años podría ser filosofo!! y tu hija... me encanta su respuesta: se ve que es lo más positiva del mundo y que vive a sus anchas!!

Ay... digan lo que digan: son los niños quienes mejor ven y sienten el mundo!!