30/12/09

Reflexiones...


Hoy he estado en una tienda enorme de juguetes iba buscando una cosa que no encontraba y me he recorrido toda la tienda cuando de pronto me he puesto a escuchar las voces de las personas que tenia alrededor, no es que sea una cotilla, que lo soy ;) es que gritaban como posesos. "Pues yo le compro esto mismo y punto" "Ha pedido el Vegeta, no el Son Goku, coño!" "Uff!! que caro con esto va a jugar dos veces" "Mamá, mamá fulantia tiene esta casa de muñecas, yo quiero una". Al mirarles a las caras le he visto a la mayoría cara de amargados, no estaban disfrutando de la elección del regalo, al revés estaban sufriendo porque se acerca el día y no lo tienen todo comprado.

Estos días de fiesta tendría que ser días para estar en familia y regalarnos tiempo, para pasear, ver una peli, jugar al parchís, hacer cosas juntos y en vez de eso nos empeñamos en ir a las grandes superficies a agobiarnos con las compras, las prisas, las aglomeraciones de gente.

Si esto es así ¿que nos espera el futuro?,cada vez somos más consumistas, y estamos atrapados como un insecto cuando cae en una telaraña. Las nuevas generaciones tendrán que hacer su propia revolución y a lo mejor cambian las cosas y nos volvemos todos un poco más sensatos y con más sentido común empezamos a consumir de forma más organizada, lo que se dice hoy consumo sostenible.

No es más feliz el que más tiene, todo lo contrario, nos estamos volviendo unos insatisfechos ya que todo es efímero, todo es de usar y tirar como los kleenex. Tenemos que tener el último modelo de teléfono móvil, el último modelo de televisión, el último modelo de...

Y todo esto es lo que están respirando nuestros hijos. Cuando salgo con ellos a pasear lo primero que hacen es pedirme que les compre algo, y yo les digo ¿por qué quieres que te lo compre? Si de verdad lo deseas tener, pídelo para tu cumpleaños o a los Reyes Magos. Pero es normal que ellos también tengan esa necesidad de consumir. Compra compulsiva le llaman, yo les hago razonar un poco y de momento me da resultado y se conforman, claro que sólo tienen 9 años.

Así que para el año que viene os deseo a todos mucha felicidad y mucho sentido común.

¡¡¡Besos!!!

No hay comentarios: